"Aspectos relacionales en la base social de las cooperativas agrarias de comercialización: Efectos sobre la disposición de los socios a invertir y el desempeño de la cooperativa".

Titulación: Doctorado en Ciencias de la Empresa. Universidad de Murcia.

Doctorando: Gustavo Marcos Matás.

Directores: Miguel Hernández Espallardo y Narciso Arcas Lario.

Fecha: Enero de 2014.

 

Resumen:

La cooperativa agraria de comercialización se presenta como una de las alternativas organizativas a disposición de los agricultores para operar en los mercados agrarios. Se trata de una organización particular, con un grado de integración intermedio entre la empresa productora-comercializadora (mayor grado de integración) y la venta directa en el mercado a través, por ejemplo, de alhóndigas (ningún tipo de integración). En esta fórmula, los socios son propietarios y controlan, una característica de la jerarquía, pero también son proveedores de producto, lo que otorga a la relación una característica de mercado. Así, la cooperativa agraria se aprovisiona casi en su totalidad de las producciones de sus socios, los cuales además son sus propietarios, usuarios de sus servicios y supervisores de una organización que distribuye al beneficio de forma igualitaria sobre la base del uso o volumen comercializado por el socio. Estas características confieren al análisis de la relación socio-cooperativa un papel muy relevante en el estudio de las cooperativas.

Las cooperativas agrarias tienen que competir con otras formas de organización en unos mercados cada vez más competitivos, globales y desregulados, con frecuentes cambios legislativos, avances tecnológicos, y una demanda muy concentrada y con un gran poder de negociación. A esto se le unen los cambios en la demandas de los consumidores, con mayores exigencias en cuanto a calidad, seguridad, variedad y conveniencia. En este entorno, la capacidad para adaptarse a los nuevos cambios se presenta como un elemento capital para la supervivencia de cualquier operador, también los que se sitúan en el origen de la cadena, como es el caso de las cooperativas agrarias.

Sin embargo, la cooperativa es en ocasiones criticada desde el plano teórico por su ineficiencia a la hora de conseguir recursos para financiar inversiones, recursos que tienen que provenir fundamentalmente de los socios. Se argumenta desde esta corriente teórica que las cooperativas son ineficientes dado que los propietarios (los socios) tienen los derechos sobre la propiedad vagamente definidos. Por ello, esta forma de gobierno presenta mayores dificultades a la hora de afrontar estrategias de cambio y adaptación para competir en el mercado.

Por otro lado, en las cooperativas la heterogeneidad de los intereses de los miembros parece haber aumentado. En tanto que las cooperativas se orientan más hacia los consumidores, pasando de ser productores independientes de commodities hacia productores de productos específicos, necesitan de importantes inversiones, las cuales no favorecen por igual a todos sus miembros. La heterogeneidad de objetivos puede llevar a conflictos en los procesos de decisión, mermar la capacidad de coordinación y reducir el compromiso de los miembros y, con ello, su disposición a invertir en la cooperativa.

Esta heterogeneidad se va también amplificada como consecuencia de los procesos de concentración empresarial que han tenido lugar en los últimos años. En nuestro país las instituciones también han hecho hincapié en la necesidad que tienen las cooperativas de alcanzar el tamaño necesario para contrarrestar la concentración de la demanda y adquirir una dimensión competitiva. Como respuesta a estas iniciativas, el sector cooperativo ha experimentado un proceso de concentración empresarial a través de fusiones, adquisiciones, formación de grupos, integración en cooperativas de segundo grado, etc. que ha tenido como resultado la existencia de un menor número de cooperativas, pero de mayor dimensión. Un problema asociado a estos procesos es que llevan aparejado un aumento de la heterogeneidad de la base social de las cooperativas, lo que hace aumentar los conflictos ya comentados asociados a las mismas.

A pesar de que las cooperativas agrarias se enfrentan a los nuevos retos del mercado, a su supuesta ineficiencia para conseguir financiación y la heterogeneidad de sus bases sociales, éstas siguen operando en un número considerable y son muchos los ejemplos de éxito empresarial. Nos planteamos así como tesis del trabajo la existencia de factores en el ámbito de las relaciones de la cooperativa con su base social que contrarrestan estos problemas, factores pueden explicar la disposición de los socios a invertir y, en última instancia, el desempeño de la organización cooperativa.

Con todo ello, el objetivo principal de este trabajo es el de analizar los factores de la relación socio-cooperativa que influyen en la disposición a invertir de sus socios y el desempeño final de la cooperativa.

Los resultados permiten por un lado subrayar el efecto positivo que la orientación al mercado ejerce sobre la disposición a invertir de sus miembros y la moderación que ejercen los problemas de propiedad de las cooperativas limitando este efecto. Igualmente destacar el efecto de la heterogeneidad en la base social ejerce sobre esta disposición a invertir de los socios en su cooperativa, y el papel mediador y directo que desempeña también el oportunismo sobre ella. Por otro lado, los resultados reconocen la bondad de varios mecanismos de gobierno para controlar el oportunismo y explicar el desempeño de la cooperativa.

"El uso de sitios Web por las Cooperativas agrarias murcianas".

Titulación: Master en Administración y Dirección de Entidades de la Economía Social.

Alumna: Andrea María Bravo Rodríguez.

Directores: Narciso Arcas, Francisco Alcón y Erasmo López.

Fecha: Septiembre 2012.

Resumen:

 Las cooperativas agrarias juegan un papel fundamental en la competitividad del sector agroalimentario. Sin embargo, su reducido tamaño y, en consecuencia, su escaso poder de negociación, les dificulta hacer frente a la competencia en los mercados. Por ello, se hace necesario que emprendan acciones para mejorar su competitividad como medio para asegurar su viabilidad en el largo plazo. Estas acciones deben centrarse, entre otros aspectos, en la buena gestión de la información y del conocimiento, máxime considerando que se trata de empresas participativas.

En este sentido, cabe esperar que el uso de las TIC ayude a las cooperativas a intercambiar información con sus grupos de interés (socios, proveedores clientes, etc.) y, por lo tanto, a incrementar su competitividad.

Bajo estas consideraciones, en este trabajo se analiza el uso de las TIC por las cooperativas agrarias y se evalúa la calidad de sus sitios Web. Para ello, se realiza un estudio empírico con las cooperativas agrarias de la Región de Murcia que cuentan con un sitio Web. Del análisis de los resultados se desprende que la mayoría de las cooperativas agrarias murcianas centran su atención en ofrecer un servicio básico de forma unidireccional, siendo su principal atractivo el uso de reclamos, mientras que el uso de la Intranet y las redes sociales es escaso. El análisis de la calidad percibida de estos sitios Web revela que existe un margen de mejora considerable y que la misma está influida por el nivel de uso de la cooperativa. Esta información resultará de gran utilidad a los responsables de las cooperativas a la hora de diseñar sus estrategias de uso de estas nuevas tecnologías, dirigidas a garantizar su éxito.

 

"Importancia del tamaño de las cooperativas agrarias y formas de alcanzarlo. Un estudio de casos".

Titulación: Master en Administración y Dirección de Entidades de la Economía Social.

Alumna: María Encarnación Gómez Arcas.

Dirigido por: Narciso Arcas Lario.

Fecha: Septiembre 2012.

Resumen:

A pesar del Trascendente papel que han venido desempeñando las cooperativas agrarias, en la actualidad, el reducido tamaño de muchas de ellas les impide, cada vez más, hacer frente a la creciente competencia en los mercados. De aquí la necesidad que tienen de emprender acciones dirigidas a incrementar su tamaño (mediante crecimiento interno, fusiones, cooperativas de segundo grado, etc.) para acceder a las múltiples ventajas del mismo (reducción de costes por economías de escala y mejora del poder de negociación diferenciación a través de la innovación, etc.).

En este contexto, en este trabajo se analizan las ventajas del tamaño para mejorar la competitividad de las cooperativas agrarias, se explican las diferentes formulas que tienen para alcanzarlo, y se contrastan mediante un estudio de casos. El análisis de estos aspectos es de gran utilidad a los responsables de administrar las cooperativas agrarias para superar reticencias a su crecimiento, elegir fórmulas más idóneas para logarlo, e implementarlas de la manera que se garantice el éxito del proceso.

 

"La satisfacción de los socios con sus cooperativas agrarias: un análisis desde la Teoría de los Costes de Transacción".

Titulación: Trabajo de Investigación de Tercer Ciclo. Programa de Doctorado "Economía y Gestión de Empresas". Subprograma "Gestión de Empresas".

Alumno: Peter Tantius.

Directores: Narciso Arcas Lario y Miguel Hernández Espallardo.

Fecha: Septiembre 2012.

Resumen:

La integración en una cooperativa agraria es una de las múltiples opciones que el agricultor tiene para comercializar sus productos. Por ello, la supervivencia de la cooperativa depende, en buena parte, de su capacidad para satisfacer a los agricultores asociados. Esta investigación utiliza postulados de la Teoría de los Costes de Transacción para proponer una serie de antecedentes de la satisfacción de los socios con su cooperativa. Los resultados obtenidos de una muestra de 277 socios muestran que su satisfacción con las cooperativas agrarias a la que pertenecen se ve favorecida por la percepción que tienen sobre: a) el precio obtenido por los productos que comercializan a través de las mismas, b) la existencia de mayores salvaguardas, c) la disposición de información apropiada para evaluar el desempeño de la cooperativa, y d) la existencia de una adecuada adaptación de la relación que mantiene con la cooperativa.

 

 

"Importancia de la Economía Social en Época de Crisis".

Titulación: Master en Administración y Dirección de Entidades de la Economía Social.

Alumna: Carmen Plazas Jiménez.

Directores: Antonio García Sánchez y Narciso Arcas Lario.

Fecha: Septiembre 2012.

Resumen:

La Economía Social es el conjunto de empresas privadas creadas para satisfacer las necesidades de sus socios a través del mercado, produciendo bienes y servicios, asegurando o financiando, y en lasque la distribución del beneficio y la toma de decisiones no están ligadas directamente con el capital aportado por cada socio, correspondiendo un voto a cada uno de ellos.

También incluye a las instituciones sin fines de lucro que son productoras no de mercados privados, no controlados por las administraciones publicas y que producen servicios no destinados a la venta para determinados grupos de hogares, procediendo sus recursos principales de contribuciones voluntarias efectuadas por los hogares en su calidad de consumidores, de pagos de las administraciones públicas y de rentas de la propiedad. 

En este contexto, el objetivo de este estudio es determinar, con la información disponible, la relevancia de la Economía Social en el contexto nacional y regional, y la repercusión que la crisis está teniendo sobre ella en comparación con el conjunto de la economía.

"La Formación en las Organizaciones. Estudio empírico en cooperativas agrarias de la Región de Murcia".

Titulación: Máster en Administración y Dirección de Entidades de la Economía Social.

Alumno: Sergio Lujan Fernández.

Director: María Eugenia Sánchez Vidal.

Fecha: Enero 2011.

Resumen:

En primer lugar, se ha llevado a cabo un repaso sobre el estado actual del arte de la formación en empresas, con el fin de destacar su importancia para las mismas y para sus empleados en el escenario actual de la llamada “sociedad del conocimiento”, para el cual, la continua adquisición de conocimientos, habilidades y actitudes son el principal intangible de la empresa a la hora de posicionarse de forma competitiva en los mercados. En segundo lugar, se ha realizado un estudio empírico acerca de las políticas y procedimientos formativos empleados en un conjunto de cinco cooperativas agroalimentarias de la región de Murcia. Para el mismo, ha sido necesario el diseño de un cuestionario respondido mediante entrevista por los responsables de formación de cada una de las organizaciones. Finalmente, se han elaborado una serie de conclusiones acerca de las correctas políticas formativas que sitúan a las empresas en los niveles de productividad y competitividad exigidos.

 

"Costes de transacción en la relación socio-cooperativa: Efectos sobre el desempeño de las cooperativas agrarias de comercialización".

Titulación: Tesis Fin de Máster.

Alumno: Gustavo Marcos Matás.

Director: Miguel Hernández Espallardo.

Fecha: Julio 2010.

Resumen:

En el sector agroalimentario las cooperativas agrarias de comercialización tienen una gran importancia económica aportando cerca del 50% de la producción final agraria. Pero su relevancia no es solo económica o como generadora de empleo, sino también por el papel que juegan al hacer posible el acceso a muchos agricultores a unas condiciones adecuadas de comercialización de sus producciones que, de otra forma no podría poner en el mercado en condiciones razonables de rentabilidad a corto y competitividad a largo (Cooperativas Agro-alimentarias, 2010a).

Las cooperativas agrarias de comercialización de frutas y hortalizas en fresco son una de las formas que poseen los agricultores para comercializar su producción entre las distintas alternativas de comercialización que disponen. Desde el punto de vista organizativo y de gobierno, estas alternativas difieren en su grado de integración, suponiendo la cooperativa un paso intermedio entre la transacción libre en el mercado a través de alhóndigas, donde no existe ningún tipo de integración; y la empresa productora-comercializadora, la cual supone el extremo más integrado (Bijman y Hendrikse, 2003).

La cooperativa agraria se aprovisiona casi en su totalidad de las producciones de sus socios, los cuales además son también sus propietarios, usuarios de sus servicios y supervisores de una organización que distribuye el beneficio de forma igualitaria sobre la base del uso o volumen comercializado por el agricultor (Barton,1989). Este tipo de relación peculiar dota a la organización de una forma de gobierno relacional, lo que confiere al análisis de la relación socio-cooperativa un papel muy relevante en el estudio de las cooperativas y sus posibilidades de competir en los mercados de destino (Nilsson, 2001).

Las cooperativas agrarias atraviesan un periodo complejo, propiciado no sólo por la coyuntura económica actual, sino por la existencia de un mercado cada día más globalizado, concentrado y menos regulado (Baamonde, 2009). El modelo cooperativo se ha enfrentado a grandes desafíos que han cuestionado su eficacia como forma de gobierno (Nilsson, 2001). Ya desde mediados de los años noventa la Alianza Cooperativa Internacional ha prestado un creciente interés a la problemática del gobierno cooperativo. La importancia de disponer de eficaces sistemas de gobierno es evidente, pero acertar en el establecimiento de un buen gobierno no es fácil, por lo que el mayor desafío teórico y empresarial reside en implementar modelos óptimos de relaciones de gobierno en las cooperativas (Chaves y Schediwy, 2004).

Dicho esto, el estudio se centrará en cómo dicha relación de aprovisionamiento que mantiene la cooperativa con sus socios agricultores determina el desempeño de mercado de la sociedad cooperativa y, consecuentemente, sus posibilidades de supervivencia en el mercado (Bijman, 2002). Dada la relevancia que tienen las cooperativas dentro de la comercialización de productos agrarios, resulta de especial interés estudiar los factores que influyen en su desempeño (Vargas y García, 2003), más aún en un sector cada vez más competitivo como es el de la cadena de suministro de productos hortofrutícolas.

Entre los enfoques teóricos que se pueden utilizar para el análisis de la relación socio-cooperativa (ver por ejemplo Nilsson, 2001; Bijman, 2002; Ortmann y King, 2007), el proporcionado por la Teoría de los Costes de Transacción (TCT) es particularmente apropiado para explicar las relaciones de aprovisionamiento de las empresas (Lieberman, 1991; Masten, 1984) y los efectos sobre sus resultados o desempeño (Parkhe, 1993; Poppo y Zenger, 2002). Por ejemplo, bajo el enfoque de esta teoría, Parkhe (1993) encontró que el desempeño estaba negativamente relacionado con la percepción de comportamientos oportunistas, mientras que Poppo y Zenger (2002) demostraron que el gobierno formal y el relacional funcionan como complementos y ambos afectan positivamente al desempeño. La TCT provee de un marco conceptual basado en la premisa de que las empresas que realicen una adecuada elección de gobierno en relación a las características de la transacción, obtendrán un mejor desempeño que las que no lo hagan, debido a unos menores costes de transacción (Noordewier, John y Nevin; 1990; Dahlstrom y Nygaard, 1999).

Así pues, el objetivo principal de este trabajo es el de comprobar empíricamente que la TCT aplicada a la relación cooperativa-socio tiene relevancia en la explicación del desempeño de la cooperativa. En este sentido, se comprueba el poder explicativo de cada uno de los tres problemas descritos en la TCT como generadores de costes de transacción (Rindfleisch y Heide, 1997): 1) el problema de salvaguardia; 2) el problema de la evaluación del desempeño; y 3) el problema de la adaptación. Para ello se construyen tres modelos en los que el desempeño de la cooperativa se explica a partir de la dimensión transaccional correspondiente (inversión en activos específicos, incertidumbre comportamental e incertidumbre ambiental) de los mecanismos de gobierno de la transacción correspondientes (salvaguardia, evaluación del desempeño y adaptación) y de la interacción de ambos. La contrastación empírica de dichos modelos se realiza con la información obtenida mediante encuestas a una muestra de gerentes de cooperativas agrarias que recogen sus percepciones acerca de las variables objeto de estudio en este trabajo.

Por una parte el modelo tendrá implicaciones gerenciales en tanto que es probado el impacto de las prácticas de gobierno prescritas por la TCT en el desempeño, y por otra, aportará a la literatura prueba empírica en cuanto al aspecto normativo de la TCT. A pesar del carácter normativo de la TCT, se ha prestado escaso interés y apoyo empírico a las proposiciones de esta teoría referentes al desempeño (Noordewier, John y Nevin, 1990; Silverman, Nickelson y Freeman, 1997; David y Han, 2004). Muy pocos han sido los estudios que han examinado el desempeño como variable dependiente (con las excepciones de Anderson 1988; Noordewier, John y Nevin, 1990 y Heide y John, 1998), y mucho más escaso es el estudio de las condiciones moderadoras en las que las formas de gobierno son más efectivas. Con respecto a esto último, David y Han (2004), en su meta-análisis sobre el apoyo empírico que recibe la TCT, subrayan que no pudieron encontrar ninguna prueba en la literatura sobre si las formas de gobierno tenían mejor desempeño dependiendo de sus características respecto a las dimensiones de la transacción.

 

 

 

 

 

"La Responsabilidad Social Empresarial en las Cooperativas Agroalimentarias".

Titulación: Ingeniero Agrónomo.

Alumna: Ainhoa Otón Palazón.

Director: Narciso Arcas Lario.

Codirector: Erasmo Isidro López Becerra.

Fecha: Julio 2010.

Introducción: 

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) tiene que ver con la integración voluntaria por parte de las empresas de las preocupaciones sociales y medioambientales en las relaciones con cada uno de sus grupos de interés; desde los empleados, como activo fundamental de la organización; hasta los clientes, proveedores, poderes públicos, y la sociedad en su conjunto.

La sociedad exige cada vez más a las empresas compromisos que superan el ámbito estrictamente económico. Por ello, a las empresas en general, y a las cooperativas agroalimentarias en particular, se les pide que adopten prácticas de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) dirigidas a satisfacer las expectativas de sus diferentes grupos de interés, máxime cuando las mismas pueden explicar, en buena medida, el logro de ventajas competitivas. En este sentido, la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES, 2009), junto con otras instituciones, ha puesto en marcha un programa de implantación de la Responsabilidad Social Empresarial en el mundo cooperativo que, con el título RSE.COOP, pretende favorecer el desarrollo sostenible de esta fórmula empresarial y mejorar su competitividad en los mercados.

 Por otra parte, en la literatura van apareciendo trabajos teóricos que ponen de relieve la adopción por las cooperativas de comportamientos propios de la RSE propiciados, en parte, por las singularidades de este tipo de organizaciones entre las que destacan su configuración empresarial, valores y principios cooperativos. En cuanto a la configuración empresarial de las cooperativas, en la medida en que pueden integrar como socios a diferentes grupos de interés (proveedores, clientes, propietarios y trabajadores), se propicia la participación democrática en la toma de decisiones y la transparencia, lo que facilita la satisfacción de las expectativas de los diversos grupos de interés de forma equilibrada.

Además, valores como la ética, la honestidad, el respeto a los derechos humanos y la transparencia, referentes de la RSE, se encuentran entre los valores del movimiento cooperativo. En este sentido, la Alianza Cooperativa Internacional (2007) indica que las cooperativas se basan en los valores de ayuda mutua, responsabilidad, democracia, igualdad, equidad y solidaridad. Asimismo, manifiesta La literatura también provee de estudios teóricos que dejan entrever el efecto positivo de la RSE sobre los resultados de las organizaciones. Así, se argumenta que la RSE genera confianza, mejora la reputación de las organizaciones que la practican y favorece sus resultados económicos, motivo por el que ha de considerarse como una ventaja competitiva de las empresas.

En este contexto, el trabajo que se expone es importante tanto desde el punto de vista académico como empresarial. Desde el primero, por la falta de trabajos empíricos que analicen el grado de RSE de las cooperativas agroalimentarias, así como los factores que la favorecen y los resultados que se derivan de la misma. Desde el punto de vista empresarial, por el interés que el conocimiento de los antecedentes y los resultados de las RSE tiene para los responsables de gestionar las cooperativas agroalimentarias, al objeto de impregnarlas de sus principios, máxime si se constata que la misma conlleva mejores resultados.

"Las certificaciones de calidad en el sector de frutas y hortalizas frescas. Utilización por las empresas hortofrutícolas Murcianas".

Titulación: Inegiero Agrónomo.

Alumna: Meriam Ameur.

Director: Narciso Arcas.

Codirector: Ángel Rafael Martínez Lorente.

Fecha: Noviembre 2009.

Introducción:

El subsector de frutas y hortalizas frescas resalta por su importancia económica y elevado dinamismo dentro del sector agrario mundial, destacando la Unión Europea, donde aporta entorno al 15% del valor de su producción agraria y, de manera especial, España donde este valor se duplica. Además, las nuevas tecnologías incorporadas en las distintas fases de la cadena hortofrutícola le han llevado a experimentar importantes cambios. Éstos se manifiestan en una alteración de las zonas productoras y de sus estructuras empresariales, así como en las nuevas tendencias que afectan al comercio internacional, a la distribución comercial y al consumidor final.

Por otra parte, estos cambios no sólo han sido protagonizados por las empresas sino también por los poderes públicos, tal y como ponen de manifiesto las sucesivas negociaciones en el ámbito de la Organización Mundial del Comercio (OMC), los acuerdos preferenciales con terceros países, y la última reforma de la Política Agraria Común (PAC).

La consecuencia más inmediata de estos cambios ha sido el incremento de la competencia y la aparición de nuevos parámetros de competitividad, de manera que aspectos comerciales, como la diferenciación de los productos a través de adecuados sistemas de calidad, adquieren gran relevancia frente a los productivos.

Para hacer frente a este nuevo escenario y mejorar su competitividad, las empresas hortofrutícolas tienen que desarrollar estrategias, tanto a nivel individual como sectorial, que necesariamente pasan por el conocimiento preciso de los fenómenos que se están apareciendo en los distintos eslabones de la cadena hortofrutícola.

En este contexto, el objetivo general de este trabajo es analizar, de un lado, la problemática general de la producción y comercialización de frutas y hortalizas frescas, y, de otro, los diferentes sistemas de calidad con que cuentan las empresas para adecuar estos productos a las exigencias de los clientes intermediarios (distribuidores) y finales (consumidores) con la finalidad de lograr su diferenciación y mejorar su competitividad. 

 

 

 

"Adopción de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones por las Empresas del Sector Agroalimentario Español".

Titulación: Master of Science en Marketing Agroalimentario.

Alumno:  Erasmo Isidro López Becerra.

Director: Narciso Arcas Lario.

Codirector: Francisco Alcón Provencio.

Fecha: Septiembre 2009.

Resumen:

Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) se están implantando en la sociedad con gran fuerza. En las empresas del sector agroalimentario español su uso es relativamente nuevo y poco extendido, a pesar de sus indudables ventajas relacionadas con la reducción de costes, la mejora de las relaciones con clientes y proveedores, la posibilidad de diferenciarse de la competencia y, en definitiva, la mejora de la competitividad.

En este contexto, el presente trabajo aborda la problemática de la adopción de TIC por las empresas agroalimentarias de España con el objetivo de conocer su grado de adopción, (adoptan o no adoptan), su nivel de uso (básico o avanzado), así como los antecedentes o factores que lo explican y las consecuencias derivadas de su implantación. Para ello, se ha realizado un estudio empírico con la información obtenida de las encuestas realizadas mediante un formulario electrónico a 119 empresas agroalimentarias.

Los resultados obtenidos mediante el uso de modelos Logit, análisis factorial y pruebas T de comparación de medias, nos permiten afirmar que la adopción de sitios Web se ve favorecida en la medida que: a) la empresa persigue como objetivo diferenciarse de la competencia, b) el sitio Web no se percibe como complejo, y c) aumenta el grado de formación de los directivos. Por otro lado, se confirma que: a) predominan las empresas que hacen un uso básico del sitio Web, frente al uso avanzado, b) las empresas valoran las consecuencias transaccionales derivadas de su uso por encima de las relacionales, y c) los usuarios avanzados valoran mejor que los básicos tanto las consecuencias relacionales como las transaccionales.

Como recomendaciones derivadas de los resultados obtenidos dirigidas a promover el uso de sitios Web por las empresas agroalimentarias españolas, cabe resaltar: a) incrementar el grado de formación con relación al uso de las TIC, b) adecuar el diseño, contenidos, etc., de los sitios Web a las características y necesidades de las empresas y sus usuarios, al objeto de disminuir la complejidad percibida por éstos, y c) difundir entre las empresas las ventajas, tanto relacionales como transaccionales, del uso de sitios Web.